Unidad Provida 2018

#Salvemoslas2Vidas

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram

NOTICIAS

Repudio a Rubinstein tras la aclaración oficial de las cifras de aborto

Unidad Provida repudió las declaraciones del ministro de Salud de la Nación sin sustento científico ni estadístico, tal cual quedó evidenciado en la respuesta oficial que la cartera nacional dio a un pedido de acceso a la información pública.

Las organizaciones sociales que integran Unidad Provida repudiaron las declaraciones del ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, sobre la legalización del aborto y el modo en que entiende correcto el combate de la mortalidad materna.

En el inicio del debate, Rubinstein manifestó:

  • Que el aborto "constituye la primera causa de mortalidad materna".

  • Que estas prácticas “no aumentan por ser legales".

  • Que la despenalización "reduce drásticamente la mortalidad”.

  • Que es "seguro" un aborto con fármacos, como el misoprostol.


"Todo lo dicho por Rubinstein ha sido falso, tal como muestra la respuesta oficial del ministerio de Salud publicada en Infobae: el aborto provocado no es la principal causa de muerte materna, contra lo que se repite hasta el cansancio sin fundamento real", declaró María Marta Rodríguez, integrante de Unidad Provida.

"Rubinstein no sabe interpretar siquiera las estadísticas de su área, ni cuenta con idoneidad para enfrentar los causas de la mortalidad materna", remarcó Rodríguez, quien expuso este martes en la audiencia celebrada en el anexo de la Cámara de Diputados.

A lo largo de las audiencias, los expositores que se oponen al aborto y hablan, en cambio, de salvar las dos vidas, han refutado los argumentos que el ministro vertió en diferentes medios de comunicación. 

  • El aborto no es la primera causa de muertes maternas. Sí lo son las causas obstétricas directas, que se cobraron la vida de 135 mujeres en 2016. Tampoco sabe distinguir entre pérdidas de embarazo y abortos, que explican la muerte de 43 mujeres ese año. De ellas, 31 o menos fueron por aborto inducido.

  • La legalización solo aumenta la cantidad de abortos. El primer año de esta práctica en el Uruguay se cobró la vida de 6600 niños y niñas por nacer. En 2016, dicha cifra escaló a 9700. 

  • El aborto no disminuye la mortalidad materna. No hay evidencia científica ni empírica que avale una relación de causalidad. Es más: en varios estados mexicanos con aborto legal han aumentado las defunciones de mujeres.

  • El aborto, legal o ilegal, quirúrgico o con pastillas, mata igual. En diciembre de 2016, Keila Jones, una menor de edad de Chubut, murió tras practicarse un aborto no punible con pastillas de misoprostol. Dicha droga está en retirada del mercado europeo por afectar la salud femenina e incrementar el riesgo de cáncer de útero y de mama, e infertilidad.

714 vistas