NOTICIAS

Lo que oculta el proyecto de Aborto Legal

Aborto sin límites


El proyecto de ley de la campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y también el proyecto presentado por nueve diputados de Cambiemos, encabezado por Sergio Wisky, van mucho más allá de lo afirman y de lo que cree la mayoría de la gente. En general se presenta como un proyecto que despenaliza el aborto hasta la semana 14 del embarazo, y pareciera ser que es sólo para casos especiales, como casos de violación o de peligro de vida de la mujer. Sin embargo, no es así:

De aprobarse cualquiera de estas leyes, en la práctica, cualquier mujer sin ninguna causa grave real podría abortar, incluso en el último mes de embarazo, aún siendo menor de edad y sin que sus propios padres lleguen a saberlo.

Los artículos 11º y 12º del proyecto de Ley directamente derogan los artículos 85 inc. 2; 86 y 88 del Código Penal de la Nación, despenalizando todos los tipos de aborto, excepto los delitos de quienes causan un aborto sin consentimiento de la mujer y el aborto culposo. Es decir, el aborto por parte de la madre no estaría penalizado en ningún caso.


El artículo 3º reasegura aún más esa posibilidad, ya que afirma:


Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo primero, y más allá del plazo establecido, toda mujer tiene derecho a interrumpir su embarazo en los siguientes casos:

  1. Si el embarazo fuera producto de una violación, con el sólo requerimiento y la declaración jurada de la persona ante el profesional de salud interviniente.

  2. Si estuviera en riesgo la vida o la salud física, psíquica o social de la mujer, considerada en los términos de salud integral como derecho humano”.

En el segundo caso, la definición de salud integral como derecho humano es de por sí confusa en su interpretación y sujeta a una amplia interpretación subjetiva. Permitiría acceder a un aborto cuando se alegue que no es bueno para la salud psíquica (no se está preparada) o social (no se tiene recursos para tener un hijo) “más allá del plazo establecido”, es decir, hasta el último momento del embarazo.


Esta ambigüedad permitiría extender la práctica del aborto inducido electivo indefinidamente, es decir, hasta el último mes de embarazo. Médicamente, el avance científico y tecnológico permite que la vida del feto sea viable desde la semana 22 por lo cual el aborto se está restringiendo para, a partir de entonces, proceder a un parto inducido, en lugar de destruir el feto. Sin embargo legalmente sería posible, incluso, el infanticidio.


Pero también la ley quita derechos a los padres a cuidar de sus hijos. Pues según el artículo 8º, desde los 13 años, una adolescente cuenta con aptitud y madurez suficiente para decidir si realizarse un aborto. No pueden votar, no pueden conducir, no pueden comprar alcohol ni cigarrillos, pero sí pueden abortar. El proyecto de Gabriel Wisky tiene los mismos efectos, por sus artículos nº3 inc. 3 y nº13.


El aborto es una tragedia que nos daña a todos. No dejemos que nadie muera. Salvemos las dos vidas


0 vistas

Unidad Provida 2018

#Salvemoslas2Vidas

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram