NOTICIAS

Qué se dijo en las audiencias públicas en Diputados

Actualizado: 23 de may de 2018

Un resumen con las exposiciones de médicos, científicos, sociólogos, filósofos, bioeticistas, docentes, constitucionalistas, juristas, referentes sociales, jóvenes estudiantes y todos cuanto han levantado la voz para defender a los niños por nacer y a la mujer en situación vulnerable.


  • Úrsula Basset, Abogada (UBA) y Doctora en Ciencias Jurídicas (UCA) con dedicación especial a la Investigación: "Para pedir el aborto, se invocan situaciones desesperadas, pero no se toma en cuenta para nada la situación de las mujeres vulnerables".  "Desde los 13 años se plantea que cualquier niña pueda abortar, y si bien los adolescentes van ganando progresivamente autonomía, no puede plantearse esto en situaciones traumáticas. Una niña violada por un padrastro podría ser forzada a un aborto, sin conocimiento de su pareja y madre de la chica. Por eso, no seamos cómplices con nuestras leyes de los abusos de más niñas".  "¿Será libre la mujer si no sabe qué está consintiendo? ¿Se le dirá que la vida que alberga es la de su propio hijo, de su propia sangre, cuyo corazón ya late, y que su hijo podría vivir fuera de su útero desde las 22 semanas? Si no, no será un consentimiento informado y libre".

  • Ernesto Berutti, Jefe del Servicio de Obstetricia del Hospital Universitario Austral: "Hace años escuchamos en los medios que mueren miles de mujeres en la Argentina a causa del aborto clandestino. Esto no es así: en 2016, las estadísticas oficiales muestran que las muertes maternas por aborto fueron 43". "¿De qué mueren las mujeres en la Argentina? El 30% de enfermedades cardíacas, el 20% por enfermedades respiratorias, y el 18% por turmores malignos. ¡Mueren diez veces más mujeres por HIV que por aborto!".  "La mortalidad materna por aborto viene bajando desde 2009, y el aborto no está legalizado en la Argentina. El aborto provocado es la tercera causa de mortalidad materna, y representa solo el 12% de las defunciones asociadas al embarazo, el parto y el puerperio". "Legalizar el aborto no tienen ninguna vinculación directa con la reducción de las causas de mortalidad materna".

  • Jorge Aquino, Director del Laboratorio de Biología del Desarrollo y Medicina Regenerativa de la Universidad Austral: "Soy investigador del Conicet, y me propongo mostrarles que el embrión humano es una persona". "La ciencia demostró que la vida humana empieza en la fertilización; solo la célula-huevo, o cigoto, es un ser humano. Un individuo es un organismo vivo perteneciente a una especie, que puede completar un ciclo vital. El cigoto -primer estadío del desarrollo humano- es una célula totipotente: tiene todas las capacidades de desarrollarse". "Hay quienes dicen que los embriones no son sino una parte u órganos de la madre. Sin embargo, su información genética es diferente a la de sus progenitores".

  • María Angélica Gelli, Abogada especialista en Sociología Jurídica (UBA), integrante de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas: "En estos proyectos están implicadas las vidas de las mujeres y de los no nacidos. El sistema normativo argentino consagra y protege el derecho a la vida y el derecho a vivir de toda persona humana. Por eso resultan inconstitucionales los proyectos de aborto libre, a simple demanda y petición". "Todas las normas, salvo muy contadas expceciones, se asientan en una axiología, en un valor positivo o negativo. Puede ocurrir que una determinada valuación axiológica, de corte humanista, coincida con los principios de una o varias religiones. Eso no invalida el debate ni la decisión". "El derecho a la autonomía tiene un límiete y es, entre otros, el daño a terceros. La reforma de 1994, además, nos dio elementos más contundentes para reconocer el derecho a la vida de la mujer gestante y del no nacido. Así lo fija el artículo 4.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos, con rango constitucional, y también el artículo 4.5, que prohibe aplicar la pena de muerte a las mujeres embarazadas". "Hoy ya tenemos información suficiente para reconocer que la concepción es el momento Alpha, el momento del inicio de nuestra existencia. El Estado tiene el deber de proteger a la mujer, y protegerla con educacion, para que no haya embarazos no deseados".

  • Alejandro Rodríguez, abogado y pastor evangélico: "Estos proyectos de aborto plantean la supremacía universal de los derechos individuales, sin tener en cuenta los derechos de los no nacidos o, incluso, los derechos de los padres". "El verdadero problema de salud pública lo vamos a tener si verdaderamente legalizamos el aborto. En España, los suicidos femeninos son tres veces mayor en aquellas mujeres que han abortado".

  • Alejandra Planker, profesora del Instituto para el Matrimonio y la Familia de la UCA: "El aborto nunca será gratuito. Eso es imposible: en el aborto, alguien paga psicoafectivamente, económicamente, socialmente". "No podemos hablar de interrupción del embarazo. Si se interrumpe, termina. No hay otra opción".

  • Oscar Botta, director ejecutivo de la asociación Profamilia: "El aborto aumenta la tasa de violencia intrafamiliar y abuso infantil. ¿Somos conscientes de que tenemos una de las tasas de natalidad más bajas de la región? Hace falta una política familiar para que no resulte oneroso tener hijos y criarlos. Caso contrario, estamos generando un país despoblado, sin familias y sin futuro". "Ahora aparece en debate el crimen del aborto, disfrazado como 'interrupción voluntaria del embarazo', que servirá, quieran o no los legisladores, como una forma de controlar nuestro destino. Ya se ha corrido la edad jubilatoria, y parecería que no se tienen en cuenta las implicancias políticas del envejecimiento poblacional". "El aborto criminal atenta contra nuestra seguridad demográfica. Esta ejecución quirúrgica constituye una verdadera desaparición forzada de personas".

  • Diego Montes de Oca, Médico Pediatra (UBA) y divulgador de temas de salud materna e infantil: "Sabemos que para la ciencia, la vida comienza desde la concepción. Para los pediatras, esto es un hecho irrevocable". "Debemos sostener y cuidar cada vida, sea de la embarazada o del niño por nacer, y poner un empeño por los más vulnerables". "El aborto es una situación de gran conflicto, y sabemos que aumentan luego de ser legalizados". "Un médico nunca puede ser obligado a efectuar un aborto, en contra de su conciencia". "El desafío que nos planteamos los médicos es cómo protegemos a las embarazadas y los bebés. Ustedes, diputados, tienen la gran tarea de defender a los dos". "En España, un estudio sobre 5000 casos demostró que el 62% de las mujeres abortó por no querer ser madres; nada tuvo que ver eso en las situaciones de vulnerabilidad. Dichas mujeres no usaban métodos anticonceptivos, no estudiaban y no contaban con trabajo". "He dado charlas para 70.000 embaradas, de forma gratuita, y es necesario que la educación comience desde la panza. Hay que acompañar a las madres para sacarles los miedos, y mostrarles que pueden ser las mejores mamás del mundo".

  • Cristina Miguens, Ingeniera industrial, presidenta de la Fundación Alumbrar y editora de la revista Sophia: "Soy madre, abuela y feminista de la primera hora. Estuve 30 años involucrada en fundaciones y ONGs, y sostengo que el aborto es una lucha de poder, que reclama el derecho a la vida, y la madre, que reclama el derecho a elegir si debe o no continuar con esa vida. Pero eso es una falacia, por poner dos derechos que tienen jerarquías diferentes: la vida es precondición de la libertad". "No puede haber libertad sin vida. Sin embargo, el debate subsiste porque el derecho se sustenta en la fuerza. El Estado debe velar por el derecho de las minorías y por los que no pueden defenderse. Los niños por nacer no cortan calles, no gritan ni hacen lobby". "Reconocer el derecho al aborto es una aberración jurídica, porque es admitir que el poder otorga derechos, y avala la fuerza bruta para definir conflictos de intereses. El aborto contradice el espíritu del feminismo, que se creó para contrarrestar el abuso de poder de los hombres y del patriarcado".


  • Pedro Martínez, Jefe Cirugía Bariátrica y Metabólica del Hospital Austral: “El niño percibe el dolor. La evidencia médica ha demostrado científicamente que el ser humano es desde la concepción y que tienen una carga genética distinta de la madre. La mortalidad materna por aborto clandestino es del 0.086%”.


  • Silvia Judith Birnenbaum, Bioquímica especialista: Habló de las hemorragias como causa de mortalidad materna. Además pidió que se actualice la ley de sangre y se promueva la donación.


  • Camila Duro, Frente Joven: mostró ejemplos de mortalidad materna en países como Polonia, México y Chile. Afirmó que con la legislación restrictiva, la mortalidad materna puede descender, si se aplican otras medidas. “El aborto es un fracaso en materia social, la solución es el acceso a servicios básicos”.


  • Eduardo Menem, presidente de la Convención Constituyente de 1994: Dijo que la vida humana comienza con la concepción y que el sistema jurídico lo recepta. Señaló que el Código Civil considera a las personas desde la concepción; mencionó diversos tratados internacionales como la Convención de los Derechos del Niño, destacando su rango constitucional. Enfatizó que para avanzar con el aborto se debería desmontar todo el sistema jurídico y denunciar la citada Convención.


  • María Amelia Moscoso, miembro del Foro de Políticas de Género del Consejo Provincial de las Mujeres de Cordoba: “La única causa del aborto es la soledad. Las mujeres que piensan en abortar lo hacen porque, ante la maternidad inesperada, valoran que no hay otra salida”.


  • Marcos Córdoba, especialista en Derecho de Familia (UBA): “En Argentina rige el principio de solidaridad”. Explicó que hace falta tener consideración por el otro y ponerse en su lugar. Afirmó que “la estructura jurídica argentina protege la vida humana”.


  • Juan Esteban de Erquiaga, médico psiquiatra: “En el consentimiento informado se omiten las posibles secuelas psicológicas. El síndrome postaborto es comparable con el stress postraumático. En el aborto hay dos víctimas, una muere y la otra queda con secuelas”. 


  • Lorena Fernández, referente social del Villa 31: pidió que “no se cuelguen de los pobres”. Narró sus experiencias personales, incluido cuando abortó, y les pidió a los legisladores que “den vida, no muerte”.


  • Eda Lía Abad Monetti, Directora del Sanatorio Julio Méndez: afirmó que con el aborto la mujer “sin contención”, podría disponer físicamente del cuerpo de otro a través de un método que usualmente desconoce. 


  • Alejandro Williams, abogado del Centro de Bioética: vinculó el problema planteado a la solución propuesta. Habló de herramientas de presión, desde las organizaciones que hacen lobby, pasando por los medios de comunicación, hasta los condicionamientos que pone el Banco Mundial a los créditos. Al respecto dio varios ejemplos concretos de los préstamos del Banco Interamericano.


  • Graciela Moya, doctora en Ciencias Biomédicas: habló del inicio de la vida y de las características del cigoto. “Nuestro orden jurídico defiende la vida humana en todas sus fases, por eso es indispensable instaurar políticas de sexualidad responsable y de protección a las mujeres embarazadas en riesgo”.


  • María del Carmen Martínez Perea, bioeticista: habló del marco jurídico que tutela la vida humana. Remarcó que la persona no tiene un valor utilitario y que hay que proteger a los más indefensos. Explicó que el sistema nervioso se comienza a formar en los primeros estadios y que “el embrión es persona humana y tiene derechos humanos”. “No respetar la vida humana sólo porque no está completamente desarrollada sienta las bases para una doctrina peligrosa: el antihumanismo, que otorga amplios poderes sobre los más fuertes para que pueden decidir sobre los otros”.


  • Miguel Schiavone, médico, rector de la UCA: aclaró que no intentaba convencer a los que se mueven por razones políticas. “El cigoto es un ser viviente, por sus características genéticas y su desarrollo embrionario”, dijo. Hizo hincapié en las muertes maternas por causa obstétricas y qué solucionan va a dar el Estado por ellas.


  • Eleonora Pagano, bióloga: “El embrión no es un conjunto de células, ni un tumor: existen marcadores moleculares que determinan la especie de un embrión”.


  • Lenin de Janon Quevedo, médico terapista del Hospital Santojanni: cuestionó la cifra de 500.000 abortos al año. Afirmó que es un número “irreal”. Rechazó que el aborto inducido sea la principal causa de mujeres en edad fértil, ni de mortalidad materna.


  • Máximo Fonrouge, expresidente del Colegio de Abogados de la Capital Federal: señaló que en el Congreso está desde el 2010 el proyecto de ley para proteger a la embarazada en riesgo y al hijo (expte. 324/18), sin tratamiento, y pidió atender esta alternativa de ley.


  • María Ines Franck, doctora en Ciencias Políticas: explicó que las sentencias de la CIDH no son vinculantes para los estados que no son parte en el caso. Citó fallos de los tribunales superiores de diversos países que así lo consideran, en resguardo de su soberanía jurídica. La injerencia de estos organismos en los sistemas de valores y cultura de los países, es desproporcionada. Dijo: “El derecho a la vida es inviolable”.

  • Raquel Bolton, Médica (UBA) y Magíster en Ética Biomédica (UCA):"Estoy a favor del niño por nacer, y también de la mujer que se realizó un aborto. Mi experiencia profesional me muestra que el aborto genera traumas psicoafectivos en las mujeres, que muchas veces no decidieron abortar, sino que fueron víctimas de la presión de las familias, de las parejas, o del entorno". "Esa vida en gestación, que para otros es un conjunto de células, tiene una relación desde el nivel molecular con la mujer. Desde la implantación hay una relación birideccional, con células del feto que pasan a la madre, y células de la madre que pasan al feto. En las mujeres pueden llegar a quedar células de aquel hijo, para siempre". "Hay muchas mujeres que superan el trauma del aborto, pero hay otro gran porcentaje que sufre consecuencias de ese registro biológico que se gesta con su hijo: lo que se conoce como síndrome posaborto". "Es difícil hablar éticamente cuando se trata de una violación de una hija, pero como médica debo velar por ambas vidas. Con el aborto, un corazón se detiene, pero otro queda roto".

  • Alberto Bianchi, Abogado (UCA), Doctor en Derecho (UBA) y miembro la Academia Nacional de Derecho y Cs. Sociales: "Todos los proyectos de aborto son inconstitucionales: van en contra de las leyes, y del principio de supremacía de la Constituticón y los tratados de protección de los derechos humanos. Todos los tratados de rango constitucional dicen que hay un ser humano desde el mismo momento de la concepción".

  • Rodolfo Barra, ex ministro de la CSJN, ex ministro de Justicia de la Nación y ex Auditor General de la Nación: "Nuestro país ha establecido por ley que se es niño desde la concepción hasta los 18 años. Todo ser humano es persona, y la humanidad comienza en la concepción. La disposición del aborto, en cualquier momento del embarazo, es violatorio de la Constitución y de los tratados internacionales. Los derechos no son para ser proclamados, sino para ser respetados".

  • Nicolás Lafferriere, Abogado (UBA), Doctor en Cs. Jurídicas (UCA) y Director del Centro de Bioética: "Los proyectos de aborto deben ser rechazados y, en su lugar, evaluar políticas de fondo para abordar la mortalidad materna". "Cinco proyectos proponen legalizar el aborto por malformaciones fetales graves. Ninguno explicita por qué eso. Se lo da por obvio, pero abortar una persona por esto es una grave violación a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad". "El aborto libre no obliga a abortar, pero ciertamente, en los hechos, lleva a la eliminación sistemática de personas con discapacidad, por la presión que ocurre sobre padres, médicos y otros referentes. El 90% de las personas con discapacidad son abortadas en los países donde el aborto es legal".

  • Gustavo Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires y referente de la Pastoral de Villas de Emergencia: "Cuando se niega el derecho más elemental, el derecho a vivir, todos los derechos humanos quedan colgados de un hilo. Cualquier opción por la vida, necesita fundamentos que no queden objetados por cualqueir circunstancia". "Si pretendemos valorar a la persona humana por el desarrollo que tiene, entramos en la lógica de que hay seres humaos de primera o de segunda". "La lógica de los poderosos, que deciden sobre los que menos tienen, es definir sobre aquel que está por debajo, y eso también se traslada al niño o niña por nacer". "Hoy se desconoce la cultura de las mujeres pobres: se desconoce que, para ellas, un hijo es el mayor tesoro".

  • Verónica Porcelli de Baró Graf, Médica (UNR) y docente tutora de la Facultad de Medicina de la UNR: "Un embrión tiene la potencia de desarrollar su plan de vida; tiene la fuerza de desarrollar su proyecto de vida".

  • Mónica Del Río, editora del Portal Notivida: "De ninguna información estadística certera se puede afirmar que el aborto sea una prioridad de salud".


  • Rodolfo Keller, médico pediatra y neonatólogo: "Una madre en estado de confusión o desesperación, ante un embarazo no planificado, debe recibir un verdadero apoyo, enfocado a resolver su problema, y no a deshacerse del mismo con un mal mayor, como el asesinato de su hijo".  "Nunca puede justificar un bien por los medios. Es como si quisiéramos erradicar la pobreza eliminando a los pobres, o acabar con una enfermedad matando a los que adolecen, total más adelante van a morir". "Hacer al Estado cargo de practicar abortos resultaría prácticamente inviable. Si tomamos como cierto que se realizan 500.000 abortos anuales, sería necesario edificar 45 hospitales del Garrahan (donde se hacen 11.000 cirugías anuales) para hacer frente a la demanda".

  • Débora Ranieri, doctora en Ciencias Jurídicas (UCA) y profesora de Teoría del Derecho (UBA): "Algunos justifican la legalización del aborto en la garantía de la mujer a poder decidir sobre su futuro. El derecho a la privacidad tiene límites, como el derecho de un tercero. Eso es lo que saca a la mujer que quiere abortar de su intimidad". "Se niega sistemáticamente la realidad biológica del embrión, como si lo que él es dependiera de la subjetividad de la madre. Se ha cosificado al feto, se lo ha deshumanizado. Solo de esta manera se deshumaniza el derecho y se otorga a las madres, a los médicos y a los laboratorios de misoprostol una plena disponibilidad del embrión".  "Se ha llegado a decir que la orangutana Sandra tiene más derechos que un embrión. Un aire de superioridad y soberbia sobrevuela esa ideología. Asusta que se postule inescrupulosamente un desprecio a la vida humana en su etapa inicial". "Si se aprueba esta ley, existirán dos clases de argentinos: aquellos cuyos padres quieren que nazcan, y otros que no quieren que nazca. ¿Existe mayor discriminación que esta?".

  • Ricardo Bach de Chazal, abogado de la Red Federal de Familias:"Ningun tratado suscripto por nuestro país incluye el aborto voluntario como un derecho, ni admite indirectamente que su práctica sea aconsejada por sus órganos de monitoreo. En ellos se reconoce su inviolable derecho a la vida".

  • Juan Navarro Floria, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense: "Acá no se discute la despenalización del aborto, porque de hecho ya está despenalizado: no hay mujeres presas por abortar, y el fallo FAL de la Corte Suprema ha ampliado los supuestos por los que ya no hay obligaciones". "Ahora se trata de obligar al aborto, y eso será así porque, si no se legisla la objeción de conciencia, se obligará a los profesionales a realizarlo pese a los dictados de su conciencia o sus convicciones". "Estamos ante un conflicto de derechos humanos: los enfermeros, médicos y profesionales de la salud tienen derecho a actuar de acuerdo a sus convicciones, y no ser obligados".

  • Leonardo Pucheta, magister en Ética biomédica: "El aborto no es un derecho, y utilizar este lenguaje conlleva una fuerte presión contra las personas que se opusieran a la práctica solicitada, específicamente los agentes del sistema sanitario".

  • José María Aguerre, profesor de Filosofía (UCA): "Hay una manipulación de cifras en tiempos de posverdad, y sin embargo, la ciencia nos grita: ¡hay vida humana!". "¿Podemos no escuchar el grito de la ciencia, que es el grito de los que no tienen voz? ¿Podemos justificar la eufemísticamente llamada "interrupción de un embarazo" por razones disscapacidad? En caso de violación, ¿podemos resolver tal crimen con la pena de muerte de la persona por nacer?". "Legalizar el aborto implica abjurar de las conquistas obtenidos en los derechos humanos".

  • Florencia Ratti, Abogada y becaria del Conicet: "Poner el foco en un solo sujeto de derecho, la mujer embarazada, es injusto, más aún cuando se piensa que la otra vida vulnerada puede ser la de una mujer". "Si por un lado está el derecho del niño por nacer, ¿qué otro derecho está en conflicto? Se habla de la libertad, de la autonomía reproductiva, de la satisfacción personal, del derecho a decidir. Todo eso presenta argumentos sesgados, y no se contempla siquiera la vida de esa niña que, si se la deja crecer, será algún día una mujer". "Nadie quiere que se mueran las mujeres; sin embargo, es preciso mostrar que esta idea de que la vida de la madre se enfrenta a la de su hijo reposa en sofismas". "Hay que dejar de invocar situaciones extremas para enmascarar la legalización del aborto a libertad y demanda. El aborto, además, es una práctica que tiene como fin matar a alguien para que no nazca y, de su yo, es riesgosa para la mujer. No hay legalización que pueda reducir el riesgo que está íncito en la práctica". "Está demostrado que el aborto no tiene impacto en la reducción de la mortalidad materna, y se ha comprobado que genera graves trastornos en la mujer".

  • Paola Delbosco, Profesora de Ética y Filosofía (Universidad Austral):"Simone Veil (cfr. ministra de Salud de Francia y sobreviviente del Holocausto) nos legó la idea de que la vigencia de la obligación marca el grado de civilización de una sociedad. Estar obligado frente al otro es reconocer su humanidad, y permitir así que crezca una comunidad. Las comunidades crecen cuando reconocen la humanidad de otros".  "Hannah Arendt (cfr. filósofa alemana, sobreviviente del Holocausto) dice que hacen falta a las sociedades la pluralidad de las personas, nuestra libertad puesta al servicio del mundo humano, y la iniciativa de que cada persona nueva trae al mundo para realizar lo inesperado. Para que haya todas estas cosas, hace falta dejar que cada persona nazca". "Yo soy inmigrante italiana. Allí hay aborto desde 1978, y eso repercute en que hoy casi no haya niños. Entendamos, más allá de nuestras ideologías, que una sociedad crece a través de esos nuevos ciudadanos que vienen al mundo".

  • Pablo De la Torre, secretario de Salud y Bienestar de San Miguel:"Se dice que en la Argentina ocurren 500.000 abortos por año. Eso arroja que habría 57 abortos por hora, casi un aborto por minuto. Simplemente, es un absurdo".  "Si el Estado acompaña con propuesta y estrategias que eduquen y guien al desarroollo de las madres y sus familias, se comprueba que el aborto termina siendo una postura ideológica. Ni siquiera se contempla como salida". "¿Les parece que puede ser una política pública la eliminación de una de las dos personas que sufre una gran vulnerabilidad? No se puede legitimar la muerte de un inocente. Como Estado soberano, no podemos legislar en base a presiones de la agenda o de organismos internacionales".

  • Cristian Webber, Fundación Vida en Familia: "Mi madre fue entregada siendo muy chica a una familia de Buenos Aires, como criada, ya que mi abuela no podía alimentarla. Luego de interminables abusos, quedó embarazada, y decidió entregarme en adopción a la maravillosa familia que me crió. Muchos años después la encontré y me dijo: 'Todos los días de mi vida pensé en vos'. Una mujer que aborta, nunca podrá dejar de pensar en esa personita que en ella comenzó a crecer". "Hoy, ustedes tienen la enorme responsabilidad de elegir entre la vida y la muerte. Quiero pedirles, rogarles, que no voten a favor de esta ley, que le digan sí a la vida, y ante la realidad que hoy viven miles de mujeres en nuestro país, busquemos otras alternativas, como la adopción, la educación sexual, y el acompañamiento a mujeres con embarazos no planificados, como hacen muchas instituciones privadas, con escasos recursos. Una historia que comienza triste puede convertirse en una gran noticia".

  • Evelin Rodríguez, Fundación Vida en Familia: "Todos acordamos que el aborto es una tragedia; quiero pedirles que trabajemos en un plan nacional por la vida. Solicitamos al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación un 0800 para la atención de mujeres que se encuentran con embarazos no planificados en todo el país".

  • Raúl Magnasco, director de la Fundación Más Vida: "Hoy, en nuestro país, se cometen realmente entre 10.000 y 30.000 abortos, y no los datos que hoy se dicen. De todos modos, un solo aborto es una catástrofe que debemos evitar". "Quiero hacer memoria de Keila Jones, la primera adolescente muerta en un hospital público por la práctica de un aborto no punible con pastillas, en 2016. El aborto es una práctica compleja, que ilegal o legal, con misoprostol, mata igual". "De 206 países, solo 58 tienen algún tipo de aborto legal. Y en esos países, la cuarta parte del mundo, la legislació se ha vuelto cada vez más restrictiva, porque el único camino para evitar más muertes de mujeres y de niños es aborto cero". "El aborto es un negocio formidable, que en el 88% de los casos de España se realiza en clínicas privadas, que luego cobran al Estado, y se cobran del bolsillo de los contribuyentes".

  • Gustavo Volpe, Rosario Provida: "Inexplicablemente, nos encontramos evaluando un proyecto que decide matar humanos desde la concepción. Existen grandes testimonios de mujeres que han abortado y nunca han llegado a sobreponerse de este mal".

  • Mariano Ghilardi, Médico (UBA) y director para el Cono Sur de los Centros de Atención a la Mujer de La Merced Vida: "Se habla del misoprostol como una forma inocua de acabar con un embarazo. Quiero recordar que el misoprostol provoca fuertes contracciones, con graves hemorragias, y que la mayoría de los países donde está legalizado el aborto, la mujer recibe la pastilla y se la manda a abortar en su casa, pero luego debe volver a una guardia para un legrado, que puede provocar lesiones del útero". "Las clínicas privadas van a aparecer para realizar abortos y amasar fortunas".

  • Ayelen Alancay, directora de la Fundación Más Vida: "Quiero dedicar esta ponencia a la memoria de Keila Jones, una nena de 17 años que murió al practicarse un aborto no punible. Era capitana del equipo de básquet de El Maitén. Tras un embarazo inesperado, fue a un hospital pública a pedir un consejo, y allí se encontro con la médica residente Estrella Perramón, miembro de la Red de Profesionales por el Derecho al Aborto". "Estrella Perramón la incitó a realizarse un aborto medicamentoso, utilizando misoprostol, la droga que tanto promueven como una práctica segura. Cada dos horas, Perramón le aplicó misoprostol; Keila expulsó a parte de su hijo muerto, y fue devuelta a su hogar. Atravesó cinco días de hemorragias, y sus padres nunca lo supieron porque se les había ocultado un aborto". "Keila debió ser trasladada al hospital de Esquel, y a solo una semana de terminar el secundario, muere a causa de una septisemia provocada por el aborto practicado en un hospital público. A los promotores de esta ley les pregunto: ¿qué palabras de consuelo tienen para esta familia? Se llevaron la vida de Ángel -como lo nombraron los abuelos- y de Keila". 

  • Verónica Schaab, periodista especializada en la temática: "El abordaje mediático del aborto no está contemplando todas las particularidades que conlleva la problemática".

  • Jorge Cabaña, Médito pediatra, Jefe de la UTI del Htal. Arturo Illia de CABA: "El Estado tiene que evitar que se realicen abortos clandestinos porque su deber es garantizar los derechos del niño por nacer".

  • Carolina Alvarado, miembro de la fundación La Merced Vida: "¿Es el aborto la solución que como sociedad queremos darle a las mujeres que se hallan frente a embarazos no planificados? Una mujer que piensa en abortar siente una gran angustia, presión de su pareja, y no quiere detenerse a pensarlo, porque en su fuero más íntimo, ninguna mujer quiere abortar". "Nadie le habla a la mujer sobre las dolorosísimas consecuencias psicológicas del aborto. Cuando recibe información, cuando escucha el propio latido del corazón de su hijo, su corazón da un vuelco". "Si verdaderamente queremos ayudar a la mujer que sufre por un embarazado no deseado, el aborto no es la solución".

  • Ignacio de la Riva, Prodeci: "Si verdaderamente se pretende proteger vidas, un sistema de protección integral a la mujer embarazada sería mucho más favorable".

  • Mariano D'Onofrio, médico miembro de la Sociedad Argentina de Cultura: "Jamás nuestro país alcanzará una paz plena y duradera habiendo manchado su bandera con la sangre de los más débiles e inocentes".

  • Diana Flores de Castillo, Grávida: "Quiero sumar la dimensión humana en este debate, y por eso presento un testimonio: Mariela, de 12 años, fue diagnosticada con un embarazo de 18 semanas cuando fue a un hospital por un certificado para la escuela. Los médicos la derivaron para practicarle el protocolo provincal de interrumpción legal del embarazo (ILE). Cuando su madre entra en contacto con nosotros, desconocia que la ILE correspondía a la realización de un aborto. Finalmente, decidió tenerlo y darlo en adopción, para una familia que la cuide".

  • Patricia Ruiz Moreno, ex legisladora porteña: "Hay una contradicción entre los derechos que se reclaman para la mujer embarazada, contra la mujer no nacida. La mujer en el vientre está en una situación de desprotección mayor". "Me produce una contradicción que los pañuelos verdes lleven el signo de las Madres de Plaza de Mayo, que son aquellas que buscan a sus hijos. Esas madres los buscan a través del ADN. En cambio, las que visten el pañuelo verde buscan perder a sus hijos, a aquellos que no son deseados, en el acto del aborto".

  • Alejandro Videla, Neumonólogo del Hospital Austral: criticó la metodología para estimar el número de abortos anuales y la forma de seleccionar los 30 informantes clave que definen el multiplicador con el que se proyectan los egresos hospitalarios por complicaciones del aborto.


  • Juan José Cuadro Moreno, psiquiatra del Hospital Posadas: el miembro de la Red Sanar, habló de la mujer que sigue sufriendo física y psíquicamente tras el aborto. “El aborto es un acto violento que produce stress y trauma”. Describió numerosas consecuencias físicas y psíquicas del aborto, entre ellas, “pánico y ansiedad”. Narró que atiende a mujeres presionadas a abortar por la pareja o los empleadores.


  • Hugo Esteva, cirujano toráxico: describió el inicio de la vida, enfatizando el carácter único e irreemplazable que tiene cada ser humano. Aseguró que algunos argumentos de los que promueven el aborto servirían para legalizar el infanticidio.


  • Manuel Martí, ex presidente de la Academia Nacional de Mendocina: se refirió a la objeción de conciencia y al fundamento de la desobediencia a la ley. Dijo que “la objeción de conciencia es personal y surge de razones éticas, no de cuestiones científicas”. Recordó la expresión de Hipócrates: primum non nocere (lo primero es no dañar).


  • Cecilia Goodall, endocrinóloga: describió las características de la fertilidad en el hombre y en la mujer. “El embarazo no esperado y las enfermedades de transmisión sexual disminuyen al trabajar sobre las conductas de riesgo”.


  • Sofía Grinenco, cardióloga fetal del Hospital Italiano: habló del feto como paciente y de las herramientas que le fue dando la tecnología a través de los años. Mostró ilustrativas imágenes.


  • Susana Manieri, médica bioeticista: “No se puede inducir a la mujer a pensar que el aborto es seguro”. Describió el “estado calamitoso” de nuestro sistema de salud: la espera de meses para un turno en cirugía, las guardias desbordadas, etcétera. Marcó diferencias entre la despenalización y la legalización.


  • Hermana Teresa, fundación Misión Esperanza: trabaja con gente humilde, “gente rica herida por la pobreza”. Habló de los que no tienen culpa de ser engendrados y se los condena a muerte”.


  • Bárbara Finn, geriatra y magíster en Bioética del Hospital Británico: “La ciencia no tiene dudas sobre el inicio de la vida. Hoy con el ADN identificamos homicidas y asumimos paternidades”. “El niño no es parte del cuerpo de la madre. ¿El ser humano tiene derecho a hacer lo que quiera con su cuerpo? Ssi nosotros recibimos en la guardia a alguien que intentó suicidarse lo hacemos desistir. Tenemos que intentar salvar a los dos. La muerte nunca puede ser la respuesta”.


  • Francisco Turri, Obstetra del Hospital Austral: Habló de métodos abortivos y sus complicaciones, en particular los del segundo trimestre. Explicó que las complicaciones se incrementan con la edad gestacional. Mostró un video sobre un aborto en la semana 20 de gestación.


  • Diego Abriola, musicoteapeuta: “La vida no se debate. Nadie está facultado para decir si una vida vale o no”. Mencionó que este tema no estuvo en la campaña electoral de Macri y enfatizó que dos millones de argentinos se manifestaron el 25 de marzo en contra del aborto. Habló del control poblacional.


  • Carlos Cafferata, especialista en Cuidados Paliativos del Hospital Italiano: se refirió a las situaciones de vulnerabilidad. Explicó que hay tres grupos en juego: la mujer que vive en situación de vulnerabilidad, la mujer que cursa un embarazo no planificado, y el niño por nacer. Reclamó políticas sociales y resaltó que “el aborto no puede ser la respuesta a la vulnerabilidad”.


  • Magdalena de Elizalde, Neonatóloga del Hospital Austral: aseguró que “no se sostiene que el embrión no sea un ser humano, lo que subyace es el valor que le damos a la vida”. Dijo que “el aborto perpetúa situaciones de abuso”. Y se preguntó: “¿Qué vamos a hacer con un embrión que nace vivo tras un aborto?”.


  • Cristina Mitiedero, psiquiatra infantojuvenil: describió distintos métodos abortivos: el aborto con pastillas, la aspiración. Los que trabajamos con bebés sabemos que “el niño por nacer reacciona ante el aborto”. Recordó el desmembramiento de personas utilizando caballos que se hacía antiguamente y lo comparó con el aborto.


  • Eduardo Moreno Vivot, pediatra especializado en síndrome de down: habló de la “interrupción del embarazo por deformaciones graves”, contemplada en el proyecto, una suerte de “control de calidad de seres humanos”. “Se está produciendo un genocidio de niños down en el mundo. El síndrome de down no es una enfermedad, es una condición. ¿Qué nos diferencia de Hitler? Por favor, déjenlos vivir”.


  • María Inés Turri, neonatóloga del Hospital Austral: manifestó la satisfacción que le produce a un médico sacar de situaciones críticas a niños recién nacidos y verlos años después en el consultorio. Explicó que los prematuros también tienen discapacidades y salen adelante. Describió las cardiopatías congénitas y otras malformaciones.


  • José Ignacio Peretti, ginecólogo y obstetra de Santa Fe: “El obstetra tiene dos pacientes. Para la madre es más seguro continuar con el embarazo que acabar con él”.


  • Valeria Quintero Conticello, psiquiatra del Hospital Churruca: “Soy feminista pero no estoy a favor de la muerte. Trabajé como psiquiatra en el conurbano y asistí a mujeres con patologías graves. Sé que hay reagudización de los síntomas tras el aborto”. Mostró estudios hechos en otros países que muestran el vínculo entre el aborto y el suicidio.


0 vistas

Unidad Provida 2018

#Salvemoslas2Vidas

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram